El ballet Giselle, el clásico mundial que da nombre a nuestra barra de ballet doble regulable

La barra de ballet móvil regulable Giselle ofrece gran versatilidad en el aula gracias a sus dos tipos de base, su doble barra de madera y las 10 posiciones del su mecanismo de regulación. Cuando tuvimos que ponerle nombre nos inspiramos, como ya debes haberte imaginado, en uno de los grandes clásicos del ballet. El …

La barra de ballet móvil regulable Giselle ofrece gran versatilidad en el aula gracias a sus dos tipos de base, su doble barra de madera y las 10 posiciones del su mecanismo de regulación. Cuando tuvimos que ponerle nombre nos inspiramos, como ya debes haberte imaginado, en uno de los grandes clásicos del ballet.

El ballet Giselle es uno de los más conocidos y apreciados del repertorio clásico mundial. Con música del compositor Adolphe Adam y coreografía de Jean Coralli y Jules Perrot, esta obra se estrenó en París en 1841 y desde entonces ha sido representada en todo el mundo.

La historia de Giselle gira en torno a una joven campesina que se enamora del conde Albrecht, que se ha disfrazado de villano para cortejarla. Aunque Giselle es consciente de que Albrecht no es quien dice ser, ella se niega a creer que él pueda ser desleal y le perdona su mentira. Sin embargo, cuando la verdad sale a la luz, Giselle está tan devastada que pierde la razón y muere.

En el segundo acto, Giselle se levanta de entre los muertos como un espíritu, junto con otras doncellas muertas antes de tiempo, conocidas como ‘Willis’. Aunque está muerta, Giselle sigue siendo leal a Albrecht y trata de protegerlo de las venganzas de las Willis, que quieren que Albrecht se una a ellas en la muerte.

El ballet Giselle es conocido por sus emocionantes pas de deux y sus dificultosos pasos de ballet, especialmente en el papel de Giselle, que exigen una técnica y una gracia impecables de parte de la bailarina principal. Además, la historia de amor y lealtad eterna de Giselle sigue siendo un tema universalmente conmovedor.

Si tienes la oportunidad de ver el ballet Giselle en vivo, no lo dudes, es un espectáculo inolvidable que no te decepcionará.